Open Menu
Regístrate

Para participar en los foros, no es necesario facilitar ningún dato personal, ni el correo electrónico sino tan sólo un alias cualquiera

Foro del campo

San Isidro Labrador, patrón de los agricultores

  • EL AUGE DE LAS CADENAS ALIMENTARIAS CORTAS DE SUMINISTRO.

    3 0 372 EL AUGE DE LAS CADENAS ALIMENTARIAS CORTAS DE SUMINISTRO.

     

    En los últimos años han proliferado mucho los productores agrarios que venden directamente al consumidor, tanto en zonas rurales, como urbanas. Esto es lo que se ha dado en llamar cadenas cortas de suministro.

    En 2015, el 15% de los agricultores de la UE vendió la mitad de sus productos a través de esas cadenas cortas de suministro.

    Se entiende por cadenas de suministro cortas, desde las ventas en la misma explotación, pasando por los mercados de agricultores y las tiendas de productos de la explotación, hasta las compras por internet o los servicios de restauración colectiva.

    De este modo, no se alude solamente a la distancia física entre los lugares de producción y de venta, sino también al número de eslabones que componen la cadena de suministro alimentaria. Cuanto más corta sea la cadena, más fácil será defender y comunicar la autenticidad y originalidad de los alimentos, en lo referente a su identidad cultural, métodos de producción tradicionales y procedencia de sus ingredientes.

    El auge de las cadenas alimentarias cortas de suministro, al reducir o eliminar los intermediarios, da lugar a remuneraciones más justas para el agricultor y ganadero, aumenta la calidad del producto para el consumidor y comporta importantes beneficios para el medio ambiente.

    Las economías locales se benefician de estos intercambios, y se incrementan las posibilidades de crear nuevos puestos de trabajo. Esto es especialmente importante en las zonas rurales y más atrasadas de Europa.

    Estos mercados locales también proporcionan a los consumidores un mayor acceso a productos frescos de temporada, y, a la postre, provocan un menor impacto en el medio ambiente.

    Por otra parte, al estar la parte suministradora y la adquirente de productos en contacto directo, esto proporciona a las partes la posibilidad de establecer una comunicación fluida que redunda en beneficio de ambas, al conocer de primera mano el productor la opinión del consumidor sobre los diferentes aspectos del producto, buscando de esta forma adaptarse mejor a los deseos del cliente.

    Otra ventaja de este sistema de distribución de alimentos, es que puede estimular el desarrollo de la actividad turística, al potenciar la identidad cultural de una zona basada en sus productos locales.

    En lo que se refiere al cuidado del medio ambiente, las cadenas de suministro cortas, dejan una huella de carbono menor en el transporte ya que, por su propia naturaleza, reducen la necesidad de transporte y refrigeración, minimizando así la emisión de gases de efecto invernadero.

    Muchos de los agricultores que participan en sistemas de alimentos locales, promueven la venta de productos de temporada, asociados generalmente al mantenimiento y/o la recuperación de variedades de cultivo o de ganado tradicionales y autóctonas, contribuyendo de este modo a mejorar la biodiversidad en el campo.

    Los beneficios sociales son claros y se resumen en: unos métodos de cultivo más sostenibles desde el punto de vista medioambiental, unos alimentos frescos de alta calidad, el compromiso de la comunidad, una recuperación de los vínculos entre las zonas rurales y las urbanas y el desarrollo económico rural.

    Así pués, está claro que existe una gran demanda de productos locales, pero es necesario promover alternativas viables a las cadenas de suministro tradicionales, más largas y firmemente asentadas.

    El potencial del sector de alimentos locales, como puede verse, es enorme, sin embargo, existen también obstáculos: en una encuesta reciente del Eurobarómetro, el 90% de los entrevistados estaban de acuerdo en que la compra de productos locales es beneficiosa y en que la U.E. debería promover su disponibilidad, pero casi el 50%, indicaban que eran productos difíciles de encontrar y de diferenciar de los demás.

    En efecto, la cantidad de productos en las cadenas alimentarias cortas de suministro es, a menudo, limitada. Esto puede suponer que no haya suficientes productos locales para satisfacer la demanda.

    Los productores que operan en el marco de cadenas alimentarias cortas de suministro también tienen una capacidad menor para crecer. Ello es así porque a menudo cuentan con menores recursos para la producción, el procesado y el transporte, en comparación con productores de mayor envergadura, además de que tienen, por lo general, menor capacidad para realizar campañas de publicidad y marketing.

    Por último, es también es urgente corregir la falta de información que padecen los productores, que no tienen claro cuál es el marco reglamentario aplicable a las cadenas cortas de suministro.

     

Hay 0 comentarios.

Páginas

Añadir comentario

Utiliza este formulario para comentar con tu usuario